Divisas:




Sandalias Bopy Teraon Kouki Gris Primavera/Verano 2018 EAOXXH Sintético Gris/bleu

€52.48  €26.44
Ahorre: 50% descuento

  • Modelo: EAOXXH
  • 959 Unidades en Stock

Por favor, Elija:




Añadir al carro:


Sandalias Bopy Teraon Kouki Gris Primavera/Verano 2018 EAOXXH Sintético Gris/bleu
Tipo: Sandalias
Ref.: EAOXXH
Temporada: Primavera/Verano 2018
Tallaje: Normal
Construcción: Pegada
Número de referencia: 23
Color: Gris
Forro: Textil
Exterior: Sintético
Suela interior: Cuero

Bopy es una marca más que centenaria, fundada en 1905 en el oeste de Francia por Pierre Humeau. Su madre observó el interés de su hijo por los zapatos y decidió reunir sus escasos ahorros para enviar al joven como aprendiz del zapatero del pueblo. En aquel momento Pierre Humeau tenía 12 años. Nadie imaginaba que iba a fundar una de las marcas más perennes del mundo del calzado y luego transmitir su pasión a sus descendientes y a los 140 empleados actuales de Bopy. La gran especialidad de la casa Bopy son los zapatos de niño, especialmente para el período previo al andar y de los primeros pasos. En una carta respetada escrupulosamente se definen los principios de los famosos zapatos para los primeros pasos de Bopy: un zapato desarrollado específicamente para los números 16 a 21, flexible para adaptarse a los cambios de posición, con una punta reforzada que protege el pie durante los desplazamientos a gatas, un contrafuerte trasero que garantiza el sostenimiento del tobillo, una suela más bien fina y un tacón no demasiado grande, una suela por supuesto antideslizante y una vuelta plantar discreta que sostiene el pie sin deformarlo. Los materiales de los zapatos Bopy también se seleccionan cuidadosamente: el empeine, el forro y la plantilla son de piel para favorecer la comodidad, la flexibilidad y la respiración. Están pensados para que ponerlos resulte lo más fácil posible, de modo que los padres puedan calzar y descalzar al bebé cuanto quieran. Además, los zapatos Bopy están engalanados con decoraciones irresistibles para conseguir un aspecto digno de su confección perfecta.